jueves, 27 de agosto de 2009

Apuntes sueltos

Ristra de deleznables poemillas rescatados de mi cuaderno para reanimar a este pobre comatoso:

Yo era el chico de la esquina
el del pelo rizado y la barriga
afanado en escribirle canciones
a tu sonrisa, a esos ojos que pones

Sin haber rozado tu piel
ya imaginaba, creía saber
que escaparías conmigo
que brotaría whisky
de
tu
ombligo

Y brotó abandono
brotó veneno
y ahora solo
desconfío y aprendo
_______________________________________

Acumulo listas de derrotas
las grabo a veces en dos rocas
y llamo a Moisés, que las lea
a incrédulos que buscan pelea

Los dioses nos dieron
la espalda,
las soluciones,
el fuego

y nosotros, es cierto
quemamos todos sus templos

Olvidamos enseñanzas
aprendimos de nuestras faltas
a base de hostias
que nunca serán sagradas

No sacrificamos corderos
eso no sería lo correcto
ni bailamos desnudos
eso sería menos absurdo

Eso sí, honramos a héroes
que nunca mataron a Hydra
traicionamos al vecino
e hipotecamos nuestras vidas...

___________________________________________

Si soy yo quien busca su destino
escarbando en madrigueras sin fondo
peleando por sueños perdidos
emocionado parcialmente, por casi todo

Dime qué vida llevas a tus hombros
tú que vas envidiando vidas ajenas
un estratega perparando sus robos
pero siempre tendrás, pesadillas con ellas

Mientras yo sigo hurgando en mis miserias
intentando no copiarle versos a Bob Dylan
buscándole el sentido a noches de ferias
disfrazados con trajes de balas perdidas.

_______________________________________________________

La lluvia cae sobre mi espalda
sentirse vivo es más bien barato
hoy no quiero recortar mi barba
hoy quiero estar parado

Y observar deshacerse los días
sentado en el parque en un banco
recordar como solías
besar mis labios

1 comentario:

Alice Springs dijo...

Pienso que cuando estás en horas bajas salen de ti tus mejores poemas. Me han gustado mucho todos, y me has recordado que a veces me salen sonetos... y ha salido uno.
Besicos de limón